top of page

Arbitraje Online: La Fórmula para Atajar Rápidamente los Conflictos en Internet



El avance del mundo digital ha transformado la forma en que hacemos las cosas y percibimos la realidad. En la actualidad, la gran mayoría de empresas ha optado por la digitalización, y aquellas que no se adaptan corren el riesgo de desaparecer. Sin embargo, esta evolución también ha dado lugar a nuevos desafíos en el ámbito jurídico.


Las tecnologías exponenciales están llevando al mundo a progresar a un ritmo mucho más rápido que la legislación. Cada vez más personas realizan compras en línea, y el consumo de productos y servicios digitales también está en constante aumento. Este fenómeno plantea un problema: resulta extremadamente complicado aplicar las mismas reglas a un producto físico y a uno digital. Mientras que con un producto físico se adquiere algo tangible que se puede disfrutar y vender de segunda mano, ¿qué ocurre con los productos digitales?

¿Es posible revender un producto digital? ¿Cuánto tiempo se puede disfrutar de él? ¿Cuál es la diferencia entre una copia y un producto digital original? Estas y otras interrogantes han dado lugar a nuevos tipos de conflictos legales que, debido a su naturaleza, son más complejos que los conflictos tradicionales.


Todos estos nuevos problemas han generado una imperiosa necesidad de crear un medio capaz de resolver estas disputas. Afortunadamente, las nuevas tecnologías también han brindado herramientas para simplificar la resolución de conflictos en el entorno digital.

Gracias al desarrollo de estas nuevas tecnologías, se ha logrado adaptar los métodos alternativos de resolución de conflictos al formato digital. Esta adaptación se conoce como Resolución de Disputas en Línea (ODR, por sus siglas en inglés), que permite el arbitraje en línea mediado a través de estas tecnologías.


El arbitraje en línea como solución a los conflictos en internet

Básicamente, el arbitraje en línea es similar al arbitraje tradicional, pero aplicado al ámbito digital. Para ser efectivo, hace uso de las herramientas que ofrece internet.


Podemos definir el arbitraje en línea como un proceso en el cual las partes involucradas pueden presentar de manera convencional una disputa a un mediador no gubernamental. Este mediador, seleccionado por ambas partes, emite un fallo vinculante que resuelve el problema de manera imparcial a través de un procedimiento neutral.


Los juristas tienen la oportunidad de obtener ingresos adicionales al formar parte del arbitraje. Sin embargo, para participar en el arbitraje en línea, deben contar con los conocimientos necesarios no solo sobre las tecnologías en internet, sino también sobre las herramientas utilizadas en el proceso de mediación.


El dominio de las tecnologías exponenciales brinda la oportunidad perfecta para formar parte de estos arbitrajes. Aunque el comercio en línea lleva años presente, en los últimos años nos estamos familiarizando con otros productos como las criptomonedas o los NFT.


Hoy en día, los juristas tienen una oportunidad ideal para participar en arbitrajes en los que, por el momento, la competencia es escasa.


Aprovechar estas oportunidades permitirá a los juristas acceder de manera más sencilla al arbitraje, debido a la falta de competencia. Contar con la preparación adecuada en el uso de las tecnologías exponenciales no solo les permitirá formar parte de estos conflictos como mediadores, sino también ofrecer un mejor servicio a sus clientes y gestionar su despacho de manera más eficiente.


Es una oportunidad perfecta para encaminar su carrera como abogado hacia la resolución de los conflictos del futuro.


¿Cuáles son las ventajas del arbitraje en línea?

El arbitraje en línea comparte una serie de ventajas propias del arbitraje convencional. Cuando surge un problema en internet, como por ejemplo una disputa relacionada con la compra de un producto digital, recurrir al arbitraje en línea permite ahorrar tiempo y dinero en la resolución del conflicto.


Además, al tratarse de una resolución en línea, también cuenta con ventajas únicas que no se encuentran en el arbitraje convencional. Una de las más evidentes es que el proceso se lleva a cabo a través de internet, lo cual evita que las partes involucradas tengan que viajar, lo que lo hace más económico y cómodo.


El arbitraje en línea es mucho más rápido que los procedimientos judiciales u otros métodos alternativos de resolución de conflictos convencionales. Además, al poder realizarse por internet, resulta más económico, como hemos mencionado.


Recuerda que para llevar a cabo el arbitraje en línea es necesario contar con las herramientas adecuadas, propias de las tecnologías exponenciales. Estas herramientas permiten automatizar parte del proceso, lo que resulta más cómodo para todas las partes involucradas y facilita la resolución del conflicto.


Además, debido a su naturaleza en línea, es mucho más sencillo que ambas partes tengan acceso a todos los documentos necesarios para avanzar en el caso, como preguntas frecuentes, reglas del procedimiento, formularios y recordatorios.


El gran desafío del arbitraje en línea radica en el desarrollo de la Resolución de Disputas en Línea (ODR) para mejorar la automatización y permitir que el arbitraje en línea siga creciendo. Asimismo, los abogados deben adaptarse al uso de estas herramientas para poder formar parte y beneficiarse de todas las ventajas que ofrece el arbitraje en línea.


¿Existen desventajas en el arbitraje en línea?

A diferencia de los arbitrajes convencionales, el arbitraje en línea no implica la presencia física del árbitro junto a las partes involucradas. Esto plantea un desafío en términos de comunicación no verbal. Debido a la virtualización del jurista en el arbitraje en línea, aspectos como el tono de voz o las expresiones emocionales resultan más complicados de transmitir.


Esta característica es considerada por algunos como una desventaja del arbitraje en línea. Además, otra desventaja evidente es que para hacer uso de este método de resolución en línea se requieren las herramientas y los conocimientos adecuados.

Por tanto, es fundamental que los juristas se formen en esta materia para poder participar en la resolución de conflictos en línea. El arbitraje en línea servirá para resolver muchos de los conflictos que aún están por surgir en internet.

24 visualizaciones0 comentarios
bottom of page