top of page

Cómo el legaltech resuelve los 4 principales cuellos de botella de los despachos

Actualizado: 15 ene



El año 2023 fue el año del boom de la inteligencia artificial, que seguirá avanzando en este 2024. Pero este año la revolución de otra multitud de herramientas Legaltech muy necesarias no va a quedarse atrás. El sector legal se encuentra embarcado en el propósito de seguir llevando la práctica jurídica a nuevas alturas, y cada vez son más los profesionales que buscan mejorar la eficiencia, la accesibilidad y la precisión en el manejo de asuntos legales, además de brindar a sus clientes mejores soluciones.


En este primer mes del año que las empresas definimos los objetivos que seguiremos a nivel empresarial en los próximos meses, es necesario conocer las herramientas digitales más destacadas que están marcando la pauta en el mundo Legaltech.


1.      Automatización de la gestión y redacción de contratos.


El cuello de botella que más tiempo “roba” en los despachos es la realización de tareas repetitivas (elaboración de facturas, control de tiempos de trabajo, gestión documental, control de calendario, etc), pero la automatización ha revolucionado la creación de documentos legales y la gestión de estos procesos. Seguir realizando estas tareas de forma manual o a través de herramientas ya más rudimentarias -como Excel-, no sólo nos retrasa, sino que da una imagen empresarial arcaica.


Existen ya diversas herramientas de software que nos permitirán digitalizar la gestión del despacho, como:


  1. Kleos, una herramienta de software diseñada para mejorar la gestión y organización de los despacho de abogados, que permite desde la organización de expedientes hasta la facturación. Destaca por su funcionamiento en la nube, ofreciendo flexibilidad y seguridad.

  2. Aranzadi One, una plataforma integral que aborda tanto las necesidades administrativas como la investigación jurídica y, que podría asemejarse a un asistente virtual de despachos.

  3. Bounsel, un software que permite automatizar las tareas repetitivas asociadas a la creación documental, que ayuda a gestionar todo el ciclo de vida de los contratos.

2. Simplificación de acuerdos legales y prevención de conflictos judiciales


La tecnología del Blockchain también se está utilizando en el LegalTech para garantizar la autenticidad y seguridad de los documentos legales. Aunque la creación de smart contracts no es adecuada para los contratos más complejos, sí permite optimizar el desarrollo de contratos estandarizados en múltiples áreas como la logística o el ámbito asegurador. Este tipo de contratos permiten ahorrar intermediarios y minimizar la judicialización de conflictos al autoejecutarse automáticamente cuando se cumplen determinadas condiciones. Además, en determinadas plataformas son de fácil creación.


Así, por ejemplo, los smart contracts en Ethereum se pueden crear de forma sencilla gracias a la plataforma de Ethereum Virtual Machine que permite programar los contratos de manera eficiente.


3. Reconocimiento por voz con IA de Digalaw X


En la actualidad, la existencia de videos y audios como evidencia digital en los procesos judiciales es ya un básico, además de que una de las tareas qué más tiempo sigue llevando en los despachos de los profesionales jurídicos es la transcripción de dichas evidencias, así como de los aspectos relevantes de las vistas. Pero ya existe una herramienta que permite automatizar esta tarea, reduciendo al mínimo los tiempos dedicados y, mejorando los flujos de trabajo.

Para esta labore, en el año 2023 el Ministerio de Justicia implantó el sistema de reconocimiento por voz guiado con inteligencia artificial de Digalaw X con dicho propósito, pero esta herramienta sirve para todos los profesionales del derecho.


4. Investigación legal con inteligencia artificial


Aunque no todo es IA, en el 2024 la IA se irá convirtiendo en una aliada indispensable. Además de la tarea de reconocimiento de voz expuesta, la IA tienen el potencial de ayudar a los profesionales del derecho en múltiples aspectos como la búsqueda jurisprudencial o legislativa, o la redacción de escritos.


En este ámbito, en los últimos meses de 2023 ha entrado con fuerza Justicio, una base de datos gratuita y de código abierto, guiada por IA que permite localizar legislación. En menos de una semana de su lanzamiento ya formaban parte de la herramienta 3.000 nuevos miembros. Además, OpenAI se encuentra desarrollando un modelo de lenguaje para el sector legal para el 2024 con la capacidad de generar de texto, responder preguntas o traducir idiomas.

 



La necesidad de la consultoría y la mentoría para la implementación de Legaltech


Estas innovaciones no sólo mejoran la eficiencia y la precisión en la práctica jurídica, sino que también hacen que la justicia sea más eficiente para todos. Con un enfoque continuo en la integración de tecnologías emergentes, el futuro de Legaltech promete seguir evolucionando y mejorando el sector legal.


No obstante, si en este nuevo año como profesionales del derecho, decidimos embarcarnos en un proceso de transformación digital en nuestro despacho o empresa, es necesario realizar el camino de la mano de profesionales especialistas en consultoría y mentoría que sepan entender las necesidades concretas del negocio. Pues no se trata de elegir herramientas digitales al azar o de subirnos a la ola de la moda, sino que es necesario ponderar el equilibrio de coste-beneficio de la implementación de herramientas Legaltech.


* Las herramientas descritas en este artículo no son colaboraciones pagadas; a excepción de Digalaw, que es una colaboración sujeta a comisión.

34 visualizaciones0 comentarios
bottom of page