top of page

El hackeo del smart contract de Stars Arena refuerza el papel de la abogacía ante la tecnología



La tecnología blockchain ha prometido una revolución en la forma en que realizamos transacciones y gestionamos contratos. Uno de los pilares de esta revolución son los llamados "smart contracts" (o contratos inteligentes), contratos autónomos y autoejecutables que operan en la cadena de bloques, prometiendo transparencia y seguridad inquebrantable. Sin embargo, en un giro irónico de los acontecimientos en la tecnología blockchain, el reciente hackeo del smart contract de Stars Arena en Avalanche ha revelado no solo las vulnerabilidades inherentes a los contratos inteligentes, sino también la crucial importancia de la abogacía.


El Ataque a Stars Arena en Avalanche

El reciente ataque a Stars Arena en Avalanche, donde el contrato inteligente fue explotado con la sustracción de casi la totalidad de los fondos (aproximadamente $2.9 millones en AVAX), subraya la realidad de que incluso en el contexto de la tecnología más avanzada, la seguridad puede ser comprometida. De manera irónica, y en contraposición a los mensajes que escuchamos en los medios, la tecnología no anula la relevancia del abogado; más bien, da origen a la necesidad crítica de especialización en campos tecnológicos.


Conforme a los informes, el sitio web de Stars Arena se vio afectado por un ataque DDOS que resultó en la vulneración de la seguridad del contrato inteligente.


Para comprender mejor qué implica un ataque DDOS, debemos considerarlo como un tipo de agresión informática que busca interrumpir la operación normal de un servicio en línea o una red informática, afectando su disponibilidad para los usuarios legítimos. La esencia de este ataque radica en la coordinación deliberada de una cantidad considerable de tráfico de datos dirigido al sistema objetivo, logrando saturar los recursos y servicios disponibles y, en última instancia, provocando su interrupción.


Este incidente plantea el interrogante sobre cómo un sistema que supuestamente es resistente a los ataques puede colapsar de esta manera. La respuesta reside en que, a pesar de las promesas de seguridad, los smart contracts y las aplicaciones descentralizadas aún son susceptibles a diversas vulnerabilidades.



Los Desafíos de la Seguridad en Smart Contracts


Como explicábamos en nuestra guía sobre Smart Contracts, los contratos inteligentes son programas informáticos que se ejecutan automáticamente según las reglas predefinidas en el código. Sin embargo, no podemos olvidar que el código del smart contract es escrito por humanos, lo que significa que pueden tener propensión a errores. Las vulnerabilidades pueden surgir de diversas fuentes, como errores de codificación, suposiciones incorrectas sobre el comportamiento del usuario o un diseño defectuoso del contrato.

Algunos ejemplos de vulnerabilidades potenciales en los smart contracts incluyen:

  1. Flaws lógicos: Estos son errores en la lógica del contrato que permiten comportamientos inesperados. Por ejemplo, un error lógico podría permitir que un atacante eluda ciertas condiciones o manipule variables de una manera que otorgue acceso no autorizado o altere la funcionalidad prevista del contrato.

  2. Problemas de control de acceso: Esto ocurre cuando el contrato no implementa adecuadamente restricciones de acceso. Esto puede resultar en que partes no autorizadas obtengan el control de funciones críticas o manipulen datos sensibles.

  3. Ataques de Re-Entrancy (reentrancia): Los ataques al DAO en 2016, que perdió USD $50 millones y también el de Stars Arena, utilizaron esta vulnerabilidad que permite a un atacante retirar fondos repetidamente antes de que el contrato original pueda actualizar su estado.

  4. Errores de validación de entrada: Estos implican una validación insuficiente de los datos proporcionados por el usuario, lo que permite que accedan al contrato interrumpiendo la operación prevista y realizando acciones no autorizadas.


El Papel Fundamental de la abogacía ante los desafíos de la blockchain

Los abogados especializados desempeñan un papel de suma importancia cuando se trata de negocios asentados en smart contracts, hackeos online y ciberseguridad. Su función implica comprender a fondo el entorno tecnológico, las amenazas cibernéticas y las complejidades de los casos derivados de hackeos como por ejemplo:


  1. Comprensión de la ejecución del smart contract: Si bien la programación del smart contract recae evidentemente en un técnico especializado, la destreza de los abogados para interpretar el código subyacente resulta esencial. Esto permite identificar posibles errores y garantizar el cumplimiento normativo de manera efectiva.

  2. Interpretación y aplicación de la legislación pertinente: Los abogados especializados deben mantenerse informados sobre las leyes vigentes, como el Reglamento (UE) 2022/858, la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID II) y otras regulaciones específicas relacionadas con la tecnología blockchain.

  3. Asesoramiento legal preventivo: La prevención ocupa un lugar esencial en el ámbito de la ciberseguridad. En este sentido, resulta imperativo implementar políticas de seguridad sólidas, establecer acuerdos contractuales robustos y proporcionar formación para comprender las responsabilidades legales en caso de violación.

  4. Gestión de brechas de seguridad: Ante la eventualidad de un hackeo, se requiere una evaluación meticulosa de la situación. Esto implica determinar responsabilidades, notificar adecuadamente a las partes afectadas y coordinarse con ingenieros expertos en ciberseguridad para abordar la brecha de seguridad de manera eficaz.

  5. Representación legal en procedimientos judiciales: La representación en litigios contra los perpetradores del hackeo, la defensa de empresas ante reclamaciones de clientes afectados, así como la negociación de acuerdos con aseguradoras, constituyen aspectos ineludibles de la labor legal especializada en este ámbito.


La Necesidad de una Evolución en la Abogacía ante la Tecnología

La abogacía debe reconocer que la tecnología no representa una amenaza para su existencia, sino más bien una oportunidad para evolucionar y enfrentar nuevos desafíos. En este contexto, destacamos varios aspectos:

  1. Con la rápida evolución tecnológica, surgen nuevos desafíos legales en todas las ramas del derecho. Los abogados deben adquirir conocimientos especializados para abordar asegurar el correcto asesoramiento jurídico.

  2. No es nada nuevo decir que esta era digital en la que vivimos plantea cuestiones únicas relacionadas con la privacidad, la propiedad intelectual y el respeto por los derechos fundamentales online.

  3. La resolución efectiva de casos relacionados con tecnología a menudo requiere una colaboración estrecha entre abogados y expertos en tecnología. La comprensión de ambos campos es esencial para una representación integral.

  4. La tecnología también ofrece herramientas innovadoras que pueden mejorar la eficiencia, como la gestión de casos o el análisis de datos.


Conclusión

La ciberseguridad y la resiliencia de los smart contracts ante ataques como el DDOS en el caso de Stars Arena son desafíos que la comunidad blockchain debe abordar de manera proactiva. Esto destaca la importancia de contar con equipos jurídicos altamente especializados que comprendan tanto las complejidades tecnológicas como las implicaciones legales.


La abogacía, lejos de ser desplazada por la tecnología, se encuentra en una posición única para liderar en la mitigación de riesgos y la defensa de derechos. La evolución en la práctica legal, incluida la colaboración estrecha con expertos tecnológicos, se presenta como una oportunidad para fortalecer el papel de la abogacía.


59 visualizaciones0 comentarios
bottom of page