top of page

Escalabilidad vs seguridad: cómo el Trilema de la Blockchain incentiva la cooperación entre juristas y técnicos



El avance de la innovación y de los proyectos tecnológicos se encuentra constantemente en la encrucijada de equilibrar el desarrollo técnico con la necesidad de cumplir la legalidad y, en el ámbito de la blockchain el debate no es diferente. La naturaleza misma de la blockchain presenta un dilema intrincado, el llamado “trilema de la blockchain” respecto a la seguridad, la escalabilidad y la descentralización ¿cuál de estos elementos debe prevalecer?


A priori un abogado velará por la prevalencia de la seguridad para la protección de los derechos de los usuarios, mientras que los equipos técnicos abogarán por priorizar la escalabilidad de la blockchain con el fin de optimizar su funcionamiento. ¿Puede alcanzarse un equilibrio?


Los 3 elementos clave de la blockchain


En relación con la tecnología de la blockchain, existen 3 elementos clave que deben considerarse en su desarrollo: la descentralización, la seguridad y la escalabilidad.


1.     La descentralización que hace referencia al número de nodos distribuidos, es el eje vertebral de esta tecnología, la esencia misma de la blockchain. Este elemento aporta transparencia, confianza y a su vez seguridad, al evitar el control centralizado y permitir que cada miembro de la red tenga una copia de la información en forma de libro distribuido. 

2.     La escalabilidad que busca aumentar el número de transacciones por segundo, es un elemento esencial para su funcionamiento eficaz y, por ende, para su adopción masiva por los usuarios, al permitir un gran volumen de transacciones.

3.     La seguridad es elemento clave y no negociable en la tecnología para que ésta pueda implementarse de forma efectiva en el mercado sin vulnerar la legalidad; por ejemplo, teniendo en cuenta la protección de datos. Además, es un eje fundamental en la blockchain al permitir la inmutabilidad y la integridad de los datos, que es una de las principales ventajas de esta tecnología a efectos legales.


¿Qué es el trilema de la blockchain?


El trilema de la blockchain -popularizado por el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin-, plantea un desafío significativo respecto a la intrincada relación de los tres elementos referidos. Aunque en un escenario ideal los tres elementos son deseables, en la práctica la optimización simultánea de estos tres elementos al mismo nivel no es factible. A medida que se aumenta la optimización de uno, los otros tienden a debilitarse. Encontrar un equilibrio entre estos factores se convierte en un reto clave para el desarrollo de esta tecnología.


Si buscamos priorizar al máximo la escalabilidad -aumentando la capacidad de procesamiento- para permitir un mayor volumen de transacciones, se puede desestalibilizar la descentralización, al requerir concesiones en la cantidad de nodos validadores o en la distribución geográfica de estos nodos.


A su vez, aumentar la escalabilidad o la descentralización pueden introducir vulnerabilidades que comprometan la seguridad de la red. Un aumento en el número de nodos validadores, por ejemplo, puede ampliar la superficie de ataque.


Sin embargo, priorizar de forma absoluta la seguridad, en detrimento de la escalabilidad y la descentralización, puede hacer que la blockchain sea ineficiente y pierda su funcionalidad y utilidad. Además, se produce un bucle viciado respecto a la seguridad. Tratar de buscar una seguridad 100% reduciendo, por ejemplo, la descentralización con la idea preconcebida de reducir puntos débiles, afecta a la esencia misma de la blockchain y paradójicamente a la seguridad de los datos. ¿Por qué? Pues porque el propio funcionamiento de estos sistemas distribuidos precisa contar con una gran variedad de participantes para acordar la validez de cualquier dato.


¿Cómo se puede solucionar el trilema?


Para encontrar el equilibrio entre los 3 elementos en el desarrollo de la blockchain, existen medidas técnicas.


1.      Fragmentación, que implica la subdivisión de la cadena de bloques en segmentos más pequeños, que se interconectan luego a través de la red principal. Cada fragmento es encargado de gestionar transacciones e información de manera independiente, de manera que se evita que una sola cadena tenga que manejar todas las transacciones.

2.      Cambio de protocolo de consenso de Proof of Work (PoW) a Proof of stake (PoS): PoW requería máquinas potentes (o mineros) para realizar algoritmos complejos y validar transacciones. Con el protocolo PoS, se elimina la necesidad de costosos mineros y, añadir nuevos validadores a la red es más sencillo. La idea principal en el staking es que los participantes puedan bloquear cierta cantidad de tokens como garantía y, el protocolo asigna de forma aleatoria a uno de ellos el derecho a validar el siguiente bloque.

3.      Layer 2 o sidechain que está conectada a la red principal y facilita el intercambio de información entre dos cadenas. La cadena lateral opera bajo sus propias reglas y tiene la capacidad de finalizar transacciones sin requerir la validación de la red principal, lo que permite un procesamiento más eficiente de las transacciones.


La cooperación entre equipos legales y técnicos como solución del trilema


Aunque las medidas técnicas son claves para avanzar en el desarrollo de la blockchain, el entendimiento entre los equipos legales y técnicos se vuelve crucial para no obstaculizar el desarrollo, y para alcanzar no sólo la supervivencia de los proyectos tecnológicos; sino su éxito. Un abogado que desconozca el funcionamiento de la blockchain, puede exigir una búsqueda de la seguridad desorbitada que haga inviable empresarialmente la tecnología y, un equipo técnico que desatienda los aspectos legales puede llevar a la realización de un proyecto legalmente inviable.


Además, contar con un abogado supraespecializado con el conocimiento tecnojurídico clave se vuelve indispensable, no sólo para abordar los aspectos legales convencionales, sino también para comprender y enfrentar los desafíos únicos que presenta este trilema. Esto puede implicar asesorar sobre la implementación de soluciones de escalabilidad, pero dentro de los límites indispensables de seguridad, o abogar por marcos regulatorios que fomenten la innovación sin comprometer la integridad y eficiencia de la tecnología.



Conclusión


En conclusión, el trilema de la blockchain representa un desafío fundamental en el desarrollo y la adopción de esta tecnología. Si bien optimizar técnicamente los tres elementos simultáneamente puede ser difícil, conocer los aspectos legales y técnicos necesarios facilitará la labor. Buscar el entendimiento entre el equipo legal y el equipo técnico será el elemento decisivo para encontrar un equilibrio adecuado que permita un crecimiento sostenible de esta tecnología.


Puedes formarte en EDJ Xtech Law School:

2. Máster de blockchain para perfiles técnicos: https://www.edjxtechlawschool.com/master-regulacion-blockchain

 

 

 

 

26 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page