top of page

Gobernanza del dato: un imperativo legal en el mundo tecnológico actual



La digitalización y la creciente dependencia de la tecnología han dado lugar a un flujo constante de datos en todas las industrias y sectores. Para los despachos de abogados y los departamentos corporativos legales, la gestión adecuada de esta avalancha de información se ha convertido en una prioridad estratégica. La consultora KPMG, ha realizado unas encuestas sobre las principales prioridades estratégicas para los próximos 12 meses en tecnología en las que 90% de los encuestados consideran que la privacidad, la ciberseguridad y la gobernanza del dato son sus principales preocupaciones. En este sentido, la gobernanza del dato se ha vuelto esencial para abogados y profesionales del derecho, quienes deben estar preparados para enfrentar los retos legales y éticos que surgen en este entorno digital.



El desafío de la gobernanza del dato

La gobernanza del dato se refiere al conjunto de políticas, procesos y controles establecidos para garantizar la gestión adecuada de los datos en una organización. Implica establecer medidas para asegurar la calidad, la disponibilidad, la integridad y la seguridad de la información, así como cumplir con las regulaciones y normativas vigentes relacionadas con la protección de datos.


Privacidad y ciberseguridad

La privacidad y la ciberseguridad son dos aspectos fundamentales de la gobernanza del dato. Los profesionales del derecho deben implementar y asesorar a sus clientes en la implementación de medidas de protección de datos que cumplan con las regulaciones vigentes, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) en la Unión Europea o la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos. Además, deben estar preparados para responder a incidentes de seguridad y violaciones de datos, garantizando una respuesta adecuada y cumpliendo con las obligaciones legales y regulatorias.

La implementación de medidas de privacidad adecuadas implica la adopción de políticas y prácticas que protejan la confidencialidad y la integridad de los datos personales. Esto incluye el uso de técnicas de anonimización y pseudonimización, el cifrado de datos, la minimización de la recopilación de información y la implementación de controles de acceso y autenticación para limitar el acceso a los datos sensibles.

Además, es necesario trabajar en estrecha colaboración con los expertos en seguridad de la información para implementar medidas robustas de ciberseguridad. Esto incluye la adopción de firewalls, sistemas de detección y prevención de intrusiones, protección contra malware y phishing, así como la implementación de políticas de seguridad de la información y programas de concienciación para el personal. También deben asegurarse de cumplir con los requisitos legales de notificación en caso de violaciones de datos, informando a las autoridades competentes y a los afectados según lo estipulado por las regulaciones aplicables.


La ética en la gestión de datos

La gobernanza del dato también plantea cuestiones éticas importantes que son esenciales para mantener la confianza de los clientes y la reputación de los despachos de abogados y de cualquier empresa.


Para promover prácticas responsables que preserven la confianza de los usuarios y respeten los valores éticos hay que tener en cuenta estos aspectos:

  • Transparencia y Consentimiento Informado: Uno de los principios éticos clave en la gobernanza del dato es la transparencia. Los profesionales deben garantizar que las organizaciones sean transparentes en relación con la recopilación, el uso y el almacenamiento de los datos. Esto implica proporcionar información clara y comprensible sobre cómo se utilizarán los datos y obtener un consentimiento informado de los individuos antes de recopilar su información personal. Los usuarios deben ser conscientes de cómo se utilizarán sus datos y tener el control sobre su propia información.

  • Minimización de Datos y Principio de Finalidad: La ética en la gobernanza del dato también implica seguir el principio de minimización de datos, es decir, recopilar solo la información necesaria y relevante para los fines establecidos. Los profesionales deben evitar la recopilación excesiva o innecesaria de datos personales y asegurarse de que el uso de los datos esté alineado con la finalidad para la cual se recopilaron originalmente.

  • Equidad y Sesgos Algorítmicos: El uso de algoritmos y análisis de datos puede generar preocupaciones éticas en la gobernanza del dato. Los profesionales deben estar atentos a posibles sesgos algorítmicos que puedan surgir en la toma de decisiones automatizada. Es necesario garantizar que los algoritmos utilizados sean imparciales y no discriminen a determinados grupos o individuos. Se deben implementar medidas para identificar y mitigar cualquier sesgo existente, asegurando la equidad y la justicia en el tratamiento de los datos.

  • Responsabilidad y Responsabilidad Social: La ética en la gobernanza del dato también implica asumir la responsabilidad de las acciones y decisiones tomadas en relación con los datos. Los profesionales deben fomentar una cultura de responsabilidad en las organizaciones, estableciendo políticas y procedimientos claros para garantizar el cumplimiento de las regulaciones y el respeto por los derechos de los individuos. Además, deben considerar los impactos sociales y comunitarios de la gestión de datos, asegurándose de que sus acciones contribuyan al bienestar general y promuevan el interés público.


PASOS PARA GARANTIZAR LA GOBERNANZA DEL DATO

Para garantizar el cumplimiento de la gobernanza del dato, los abogados y profesionales del derecho recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Conocer las regulaciones y normativas pertinentes: familiarizarse con las leyes y regulaciones aplicables en materia de protección de datos así como entender los requisitos legales y las obligaciones impuestas a las organizaciones en cuanto a la recopilación, el almacenamiento y el uso de datos.

  • Evaluar y diseñar políticas internas: Diseñar políticas claras que aborden aspectos como la privacidad, la seguridad y el acceso a la información, y asegurarse de que cumplan con los requisitos legales y éticos. Incentivar la colaboración entre los equipos internos de la organización para evaluar estas políticas y procedimientos existentes relacionados con la gestión de datos.

  • Implementar controles de seguridad y privacidad: Trabajar junto con los equipos de seguridad de la información para implementar medidas adecuadas de protección de datos. Esto puede incluir la adopción de medidas de seguridad técnica, como el cifrado de datos, la autenticación de usuarios y el control de acceso, así como la realización de evaluaciones periódicas de riesgos y la implementación de políticas de retención y eliminación de datos.

  • Establecer procedimientos de gestión de incidentes: Colaborar en la creación de procedimientos claros para la gestión de incidentes de seguridad y violaciones de datos. Trabajar en un plan de respuesta establecido, que incluya la notificación adecuada a las autoridades competentes y a los afectados, y la toma de medidas correctivas para mitigar los daños.

  • Capacitar al personal: Asegurarse de que todo el personal de la organización esté debidamente capacitado en cuanto a la gobernanza del dato. Proporcionar formación sobre las políticas y procedimientos establecidos, las obligaciones legales y éticas, y las mejores prácticas en la gestión de datos. La concienciación y la educación son fundamentales para garantizar la adecuada protección de la información.

  • Realizar auditorías y evaluaciones periódicas: Promover la realización de auditorías y evaluaciones regulares para verificar el cumplimiento de las políticas y controles establecidos. Esto permite identificar posibles brechas de seguridad o incumplimientos y tomar las medidas correctivas necesarias.

Conclusion

En un entorno cada vez más digitalizado, la gobernanza del dato se ha convertido en una prioridad estratégica para abogados y profesionales del derecho. La privacidad, la ciberseguridad y la ética en la gestión de datos son aspectos clave en esta materia. Los despachos de abogados y los departamentos legales deben asegurarse de contar con políticas y procesos adecuados para garantizar la protección y la correcta gestión de la información. Aquellos que logren dominar la gobernanza del dato tendrán una ventaja competitiva significativa y podrán construir relaciones sólidas con sus clientes en este mundo digital en constante evolución.


Si quieres conocer más sobre cursos de gobernanza del dato para ti o para tu equipo puedes informarte sobre el que ofrecemos desde EDJ XTECH LAW SCHOOL: https://www.eficienciadigitalparajuristas.com/courses/gobierno-y-seguridad-de-datos

bottom of page