top of page

Predicción legal cuantitativa: cómo el Big Data ayuda a tomar mejores decisiones



La tecnología cada vez está más presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Tareas en las que, hasta hace unos años pensábamos que una máquina sería incapaz de realizar, hoy se llevan a cabo prácticamente a diario.

Podemos tener una impresora que compra automáticamente su tinta cuando se acaba o un frigorífico inteligente que hace la compra por sí mismo. El mundo de la tecnología también está contando con una gran importancia dentro del derecho gracias a las Tecnologías Exponenciales.

El uso de herramientas de Inteligencia Artificial, Machine Learning y Big data permiten al jurista saber de antemano las posibilidades de éxito que tiene un determinado cliente. También es posible conocer más acerca de la trayectoria de un juez asignado a un caso. Todas estas técnicas predictivas son posibles gracias al estudio de la Big Data.


Análisis predictivo y el ahorro del tiempo


La predicción de sentencias o "jurimetría" es una aplicación de la Predicción Legal Cuantitativa que utiliza análisis estadístico y predictivo para proporcionar información sobre la jurimetría del caso, magistrado, abogado, organismo público, empresa y tribunal. En el sistema legal anglosajón, la jurimetría tiene un gran incentivo debido al principio del precedente vinculante. En los últimos años, empresas de bases de datos jurídicas como Westlaw, LexisNexis y Bloomberg Law han adoptado la IA para ofrecer un mejor servicio a sus clientes. En España, proveedores de bases jurídicas como Tirant Analytics también han desarrollado herramientas que integran IA.


Llevar a cabo un análisis predictivo supone un importante ahorro de tiempo a muchos profesionales del derecho. Gracias al uso de estas nuevas tecnologías de inteligencia artificial el abogado puede ser mucho más eficiente y tomar mejores decisiones en base a estos análisis.


Para muchos, el sector del derecho es un sector bastante hermético, sin embargo, estamos viendo cómo estas tecnologías de inteligencia artificial cada vez cuentan con más relevancia dentro del propio sector.


Contar con estas herramientas de inteligencia artificial en un despacho supone contar con un trabajador prácticamente perfecto. Llevar a cabo estas predicciones permite contar con una gran ayuda estratégica y táctica dentro de un proceso judicial. De hecho, la relevancia que supone su uso es tan importante que puede significar una ventaja competitiva en comparación a un despacho de abogados que no las utilice todavía.


Uno de los grandes problemas que ha superado la inteligencia artificial es saber trabajar con datos no estructurados. El problema del derecho se encontraba en el tipo de datos que utilizaba. Para una máquina convencional le podría resultar algo complicado discernir algo más que no sean datos en una fila o columna. Sin embargo, en 2002, investigadores de la facultad de derecho de la Universidad de St. Louis, el Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Washington y el Departamento de Gobierno de la Universidad de Harvard crearon un modelo estadístico que predecía el resultado de las decisiones de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Utilizaron dos métodos: un modelo estadístico basado en características generales del caso y predicciones de un grupo de 83 expertos. El modelo estadístico predijo correctamente el 75% de los casos, mientras que los expertos solo predijeron el 59,1%.


Posteriormente, investigadores de Illinois Tech, Chicago Kent College of Law, CodeX y South Texas College of Law Houston crearon un modelo predictivo de las decisiones de la Corte Suprema que tuvo una precisión del 70,2% y el 71,9% a nivel de cada juez. Utilizaron la Base de Datos de la Corte Suprema, que contiene información sobre el comportamiento de la corte durante más de 200 años. La base de datos tiene 240 variables, y los investigadores transformaron algunas variables en binarias y calcularon nuevas variables en función de las existentes. El conjunto de datos tiene 1,501 atributos y 249,793 filas.


Actualmente esta tecnología ha evolucionado hasta tal punto que es capaz de reconocer fotografías, entender textos y explicarlos más adelante. Herramientas de inteligencia artificial que son capaces de leerse en segundos enormes sentencias jurídicas para luego extraer las conclusiones necesarias o archivarlas debidamente.


La inteligencia artificial ha avanzado hasta tal punto que es posible transformar los datos no estructurados utilizados principalmente en derecho en estructurados. Gracias a esta transformación se pueden guardar en otros dispositivos y, además, extraer cierto valor de los mismos.


30 visualizaciones0 comentarios
bottom of page