top of page

Ahorra tiempo y mejora tu productividad con Digalaw X: Dictado jurídico y traducción automática



Las tecnologías exponenciales están revolucionando el mundo jurídico. Las nuevas tecnologías legales o legaltech, ofrecen a los abogados y profesionales jurídicos numerosas ventajas, mejorando su eficiencia y productividad, y por qué no decirlo, aportando una mejora significativa a la calidad de vida y la conciliación.


En este artículo, vamos a hablar de una herramienta muy interesante que puede cambiar la manera en la que desarrollas tu trabajo como jurista: el dictado jurídico a través de la transcripción por voz y la traducción automática en tiempo real.


¿Qué es el dictado jurídico con transcripción automática?


Un sistema de dictado jurídico con transcripción automática por voz es una herramienta tecnológica diseñada específicamente para abogados y profesionales del derecho, con el objetivo de agilizar y facilitar el proceso de redacción de documentos legales. Este sistema permite a los usuarios dictar el texto en lugar de escribirlo manualmente, utilizando su voz como medio de entrada de información.


El sistema de dictado jurídico se basa en la tecnología de reconocimiento de voz, que convierte las palabras habladas en texto escrito de forma automática. Para utilizar este sistema, el usuario simplemente habla en un micrófono conectado al dispositivo, y el software de reconocimiento de voz transcribe su discurso en tiempo real, generando el texto correspondiente.


Este tipo de sistema es especialmente útil en el ámbito legal, donde la redacción precisa y la documentación detallada son fundamentales. Al utilizar el dictado en lugar de la escritura manual, los abogados pueden ahorrar tiempo considerablemente y aumentar su productividad. Además, el sistema de dictado jurídico suele contar con funciones adicionales, como la corrección automática de errores y la inserción de formatos legales predefinidos, lo que agiliza aún más el proceso de redacción.


Algunas ventajas del sistema de dictado jurídico incluyen:

  • Velocidad y eficiencia: El dictado es más rápido que la escritura manual, lo que permite redactar documentos legales de manera más ágil.

  • Precisión: Los sistemas de dictado jurídico suelen tener una alta precisión en el reconocimiento de voz, lo que garantiza la transcripción exacta de las palabras habladas.

  • Ahorro de tiempo: Al eliminar la necesidad de escribir manualmente, se ahorra tiempo valioso que se puede destinar a otras tareas importantes.

  • Facilidad de uso: Estos sistemas suelen ser intuitivos y fáciles de utilizar, lo que permite a los abogados adaptarse rápidamente a su funcionamiento.



El sueño de la traducción automática hecho realidad


La traducción automática con transcripción por voz tiene diversas aplicaciones y beneficios. Por ejemplo, en el ámbito legal, un abogado puede utilizar esta función para comunicarse con un cliente o colega que hable otro idioma sin necesidad de recurrir a un intérprete o a servicios de traducción externos.


Esta tecnología facilita la comunicación entre personas que hablan diferentes idiomas y elimina barreras lingüísticas, lo que resulta especialmente útil en entornos multilingües o en situaciones donde la traducción inmediata es necesaria.


Sin embargo, es importante tener en cuenta que la traducción automática con transcripción por voz puede tener limitaciones en términos de precisión y contexto. Aunque estos sistemas han mejorado significativamente en los últimos años, es posible que haya errores o malentendidos en la traducción, especialmente en casos de expresiones idiomáticas, términos técnicos o frases complejas. Es aquí donde DigaLaw X, una herramienta Made in Spain resalta sobre todas las demás. Su algoritmo de inteligencia artificial está entrenado especialmente para reconocer vocabulario jurídico, incluyendo frases, locuciones y aforismos jurídicos en latín.


Descubre DigaLaw X: la inteligencia artificial al servicio de los abogados y juristas


DigaLaw es una herramienta de inteligencia artificial que cuenta con reconocimiento de voz ultra preciso. Esta herramienta hace uso de la inteligencia artificial para lograr un reconocimiento de voz inteligente con el que mejora la experiencia del usuario.


Esta herramienta está especialmente diseñada para juristas y abogados, es muy sencilla de utilizar y permite disfrutar de grandes ventajas. El uso de la herramienta es realmente sencillo, bastará con dictar el texto que se quiere incorporar al documento y la propia herramienta lo escribirá.


En comparación a mecanografiar, DigaLaw X es hasta cuatro veces más rápido y comete muchos menos errores. Gracias a DigaLaw X no vas a tener que perder nada de tiempo pasando las notas del juicio al ordenador o serás mucho más veloz a la hora de redactar un informe. Básicamente, si tienes el contenido en tu cabeza, bastará con hablar para que este se plasme en el documento a la perfección.


Dictar es mucho más rápido que teclear

Las ventajas de DigaLaw X son más que evidentes. En su propia página web cuentan con una prueba online que puedes hacer directamente desde tu navegador. Desde aquí te recomendamos que eches un vistazo a dicha prueba online para que puedas valorar por tu propia cuenta el funcionamiento de la aplicación.


DigaLaw cuenta con varias funcionalidades. Una de las más interesantes es la posibilidad de transcribir documentos como notas de voz o vídeos a texto. Podrás pasar todas las notas que hayas recogido a un documento sin tener la necesidad de mecanografiar, por lo que es una opción estupenda cuando te encuentras de viaje, ya que podrás teletrabajar con una mayor facilidad.


Otra de las opciones interesantes es que cuenta con una sola herramienta tienes acceso a la transcripción por voz y a la traducción automática. Gracias a DigaLaw X ya no tendrás que echar un vistazo al diccionario para comprobar alguna palabra que no conozcas, estas se traducirán automáticamente con tan solo decirlo. Podrás traducir el texto que estás dictando de forma simultánea, aunque la extensión del texto dependerá de la versión de DigaLaw que hayas elegido.


Finalmente, DigaLaw actúa también como asistente. Podrás hacer búsquedas en internet en un lenguaje completamente natural. Gracias a la inteligencia artificial con la que cuenta DigaLaw será como si le estás mandando a tu secretario que te busque una determinada información en la red. No tendrás que llevar a cabo ningún comando complejo y podrás hacerlo sin teclado, todo de viva voz.


Podrás decirle a DigaLaw que te busque en Google un artículo en concreto u otros conceptos, por ejemplo, ¿en qué artículo de la ley de protección de datos se encuentra el consentimiento? Trabajar con una inteligencia artificial de este estilo te permite ahorrar una gran cantidad de tiempo debido a que la tarea la lleva a cabo la máquina. Además, los resultados son mucho más precisos y puedes corregir todas las búsquedas que quieras únicamente por voz.


¿Qué se necesita para disfrutar de DigaLaw?

Lo primero que necesitarás será una licencia. DigaLaw X pone a tu disposición diferentes versiones, cuya elección dependerá de tus necesidades o de la carga de trabajo de la que dispongas.


Más allá de eso, una vez que tengas claro la versión que necesitas, lo único que necesitarás será un ordenador con Windows y un micrófono para que DigaLaw X reciba tu voz. Bastará con cualquier micrófono, por lo que no tendrás que complicarte demasiado, aunque si deseas uno de alta precisión, también disponen de micrófonos certificados como el TableMike 3-in-1.


Ventajas de DigaLaw X

DigaLaw X ofrece grandes ventajas, tanto para un abogado en particular como para un despacho o equipo jurídico. Para empezar, agiliza la creación de documentos de texto, ya que dictar es mucho más rápido que teclear.


DigaLaw X es una herramienta de inteligencia artificial que cuenta con una precisión inicial de entre un 98% y un 99%, por lo que es muy raro que cometa fallos. Gracias al uso de DigaLaw X verás como aumenta tu productividad debido a que dejas de perder menos tiempo a la hora de transcribir los documentos.


Además, gracias a DigaLaw X, podrás digitalizar todos los manuscritos con los que cuentes en el despacho. Te bastará con leerlos con la propia herramienta para que esta procese todas las palabras y las convierta en texto.


Una forma muy sencilla de poder digitalizar todo tu despacho y mejorar la protección de tus documentos además de ahorrar una importante cantidad de espacio. Comprueba las reseñas de otros usuarios por internet y descubrirás que ya son muchos los profesionales del derecho que hacen uso de DigaLaw X, incluido el Ministerio de Justicia que ya ha adquirido 2.960 licencias para jueces, magistrados, fiscales y letrados.


34 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page