top of page

Diseño + Derecho: Descubre la combinación perfecta con Legal Design Thinking



En un mundo cada vez más complejo y cambiante, los abogados se enfrentan a desafíos constantes para brindar soluciones legales efectivas. Ante esta realidad, surge una metodología innovadora que busca revolucionar la forma en que los profesionales del derecho abordan los problemas legales: el Legal Design Thinking.

¿Qué es el Legal Design Thinking?

El Legal Design Thinking es un enfoque que combina los principios del Design Thinking con el campo jurídico. Se basa en la idea de que los abogados pueden beneficiarse de las herramientas y técnicas creativas utilizadas en el diseño para resolver problemas legales de manera más efectiva.

Al igual que el Design Thinking, el Legal Design Thinking se centra en comprender las necesidades y experiencias de los usuarios finales. Va más allá de la mera aplicación de la ley, buscando soluciones que sean accesibles, comprensibles y satisfactorias para quienes las utilizan.

Los principios del Legal Design Thinking se basan en la empatía, la colaboración multidisciplinaria y la experimentación. Está arraigado en la idea de que los usuarios deben ser el punto focal en el diseño de soluciones legales, ya que sus experiencias y necesidades son fundamentales para crear resultados exitosos.

Beneficios del Legal Design Thinking

El Legal Design Thinking ofrece una serie de beneficios para los abogados y sus clientes. A continuación, exploraremos algunas de las ventajas más destacadas de esta metodología:

  1. Mejora la experiencia del cliente: Al centrarse en las necesidades y experiencias del usuario, el Legal Design Thinking busca brindar soluciones legales que sean más accesibles y comprensibles para los clientes. Esto conduce a una mayor satisfacción del cliente y a relaciones más sólidas entre el abogado y su cliente.

  2. Genera soluciones innovadoras: El enfoque creativo del Legal Design Thinking fomenta la generación de soluciones innovadoras para problemas legales. Al adoptar una mentalidad abierta y enfocada en la experimentación, los abogados pueden encontrar enfoques novedosos y efectivos para resolver casos y desafíos jurídicos.

  3. Aumenta la eficiencia: El Legal Design Thinking se basa en el uso de herramientas y técnicas que permiten identificar soluciones de manera más eficiente. Los abogados pueden optimizar sus procesos legales, reduciendo tiempos y recursos dedicados a tareas rutinarias y enfocándose en aspectos más estratégicos y de mayor valor.

  4. Fomenta la colaboración: El Legal Design Thinking promueve la colaboración multidisciplinaria, alentando a los abogados a trabajar junto a otros profesionales, como diseñadores, tecnólogos o especialistas en experiencia de usuario. Esta colaboración enriquece el proceso de diseño legal y brinda perspectivas diversas que pueden conducir a soluciones más completas y efectivas.

  5. Impulsa la diferenciación: En un mercado legal altamente competitivo, el Legal Design Thinking puede ser una herramienta poderosa para diferenciar a un despacho de abogados. Al adoptar un enfoque innovador y centrado en el cliente, los abogados pueden ofrecer servicios legales únicos que destacan frente a la competencia y atraen a nuevos clientes.


EJEMPLO LEGAL DESIGN THINKING

En el ámbito del acceso a servicios legales, encontramos una de las primeras aplicaciones del Legal Design en el proyecto Street Vendor Project en Nueva York, realizado en 2009. En este proyecto, la diseñadora Candy Chang y el grupo Urban Justice Center encontraron una manera de simplificar y hacer más comprensible el reglamento legal para los vendedores ambulantes de la ciudad.




El objetivo era decodificar la información legal y comunicar de manera óptima los derechos y deberes a las personas no abogadas y a los más de 10.000 vendedores ambulantes de la ciudad. Como resultado, se creó una guía ilustrada que recopila las reglas más comúnmente violadas, los derechos de los vendedores y se incluyó información en diferentes idiomas para que fuera más inclusiva.

En definitiva, el Legal Design Thinking abre nuevas puertas para la profesión legal, permitiendo a los abogados brindar soluciones más efectivas, relevantes y humanas en un entorno legal en constante evolución. Es hora de abrazar esta metodología innovadora y transformar la forma en que abordamos los problemas legales.



52 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page